Compartimos consumo sostenible

 

Desde el momento en que la la población comenzó el éxodo a espacios urbanos alejados de los medios y los bienes productivos; desde el momento en que las funciones de la población se dividieron por sectores de trabajo, dejando a unos pocos encargados de la producción, todos y todas las demás nos vemos obligados al consumo. El consumo es algo necesario y actualmente ineludible para las sociedades, pero este consumo ya hace mucho que dejó atrás su papel de cubrir necesidades para convertirse en consumismo y tomar un papel protagonista en nuestras sociedades, siendo el centro y excusa de las relaciones, de las festividades, de las tradiciones, de los encuentros, de nuestros calendarios vitales, etc. Hace unos años el consumismo se quitó el disfraz de excusa y se le empezó a dedicar un día concreto, un día que se celebra por todo lo alto cada vez en más rincones del planeta, el black friday, día creado para impulsar la cara oscura del consumismo desenfrenado, inconsciente e impulsivo, en definitiva, insostenible. 

Ya somos muchas quienes desde los diferentes eslabones del proceso económico (producción, distribución, venta al público y consumo) han tomado conciencia y han propuesto otra manera más sostenible de hacer las cosas. Por eso, hoy 23 de noviembre os invitamos a que cambiéis el frenesí de las compras por acompañarnos en este recorrido sosegado por diferentes propuestas sostenibles de producción y consumo, deteniéndonos en cada una de las fases:

Producción

A la hora de producir hay muchos aspectos a tener en cuenta para que este proceso no sea dañino para el medio ambiente ni insostenible económicamente. Os exponemos algunos de ellos:

  • Que el propio proceso productivo haga un uso eficiente de los recursos y de la energía, como reutilizar el agua necesaria para la producción u obtener la energía de fuente renovables.
  • Hacer un adecuado tratamiento de residuos, si es inevitable generar estos residuos, buscar manera de reutilización o reciclado.
  • Evitar utilizar tóxicos dañinos tanto para el medio ambiente como para el consumidor.

 Distribución

El camino desde el lugar donde ha crecido o se ha elaborado el producto hasta el lugar de la venta, puede dejar una huella difícil de borrar. Existen formas de que este proceso sea lo más sostenible posible:

  • Evitar traer productos desde largas distancias, a ser posible de productores cercanos, evitando productos fuera de temporada que haya que traerlos de otros rincones del mundo.
  • Utilizar medios de transporte que generen menos huella de carbono.

 Venta al público

A la hora de tener un establecimiento de venta al público, podemos optar por diferentes propuestas de sostenibilidad:

  • No siempre es necesario que los productos vayan envasados, en el caso de requerir envases existen materiales biodegradables como papel, cartón o incluso vidrio reutilizable.
  • Si ofrecemos reparto a domicilio utilizar medios de transporte que no generen emisiones, como la bicicleta.
  • Que el establecimiento contribuya a la reducción,  reutilización o reciclaje de desechos.

Consumo

Por último como consumidor también tenemos un papel esencial en esta cadena de sostenibilidad.  A la hora de adquirir un producto es importante tener en cuenta que éste no sea perjudicial para el medio ambiente ni genere un desequilibrio ecológico, ni económico. Que tras su consumo no genera residuos innecesarios, ni ponga en peligro el medio ambiente, por ejemplo, al verter los restos por el desagüe. Ni requiera de un consumo desmedido de energía eléctrica.

 

Este recorrido ofrece una serie de propuestas que ya las están integrando muchos comercios a nuestro alrededor, por eso os invitamos a realizar entre todos un listado de comercios que siguen el camino de la sostenibilidad.

 

Ruta de consumo sostenible

En este listado encontrarán comercios que han puesto en práctica la sostenibilidad en varias de sus fases. Os invitamos ampliar esta lista entre todos describiendo de qué manera contribuyen a un cambio sostenible:

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.