La primavera la sangre altera…

Y seguro que habéis notado que con la llegada de la primavera aumenta la actividad en el huerto…y con ella aparecen algunos visitantes no tan deseados….Por eso vamos a aprovechar para hablar de la salud en el huerto.

La salud de nuestro huerto depende de varios factores y es importante tener una visión integral de los mismos para mejorarla. Para empezar, debemos entender el huerto como un ecosistema, formado por diferentes elementos bióticos (lo “vivo”) y abióticos (el entorno). Estos elementos se interrelacionan, en un equilibrio dinámico que es el que tenemos que mantener.

Algunos de los factores que pueden afectar a la salud de nuestro huerto son:

  • Factores dependientes del diseño. Hacer un buen diseño del huerto es fundamental para respetar necesidades de las plantas y que crezcan con el menor estrés posible para conservar su salud. Por ejemplo respetar los marcos de plantación de las especies y no ponerlas muy juntas, respetar sus necesidades de agua con un buen diseño del riego (evitando el estrés hidrico), respetar las temporadas para semillar y plantar cada especie, adaptándose a las condiciones climáticas de cada zona...
  • Factores de manejo (técnicas agricultura ecológica)

Rotaciones La mayoría de los insectos suele hibernar cerca de sus plantas huéspedes favoritas. Si plantamos las mismas especies en el mismo sitio año tras año, estamos fomentando su presencia. Una buena alternativa es la de rotar las plantaciones cada año, así además se renuevan los nutrientes que absorben las plantas durante su crecimiento. Existen diferentes criterios para realizar las rotaciones. Uno de ellos, si no queremos agobiarnos mucho, es el de no repetir familias en un mismo bancal dos temporadas seguidas.

Asociaciones beneficiosas de cultivos. Se han demostrado que desde la época precolombina se realizan asociaciones de cultivo, aprovechando “las buenas relaciones” que se dan entre ciertas famlias/especies. Por ejemplo la milpa es una asociación de 3 especies tan utilizada que ya tiene nombre propio. Se trata del maíz la calabaza y el frijol (judía por estas latitudes). Donde se hace un intercambio de beneficios: el maíz hace de tutor de la planta del frijol, la calabaza cubre el suelo e impide la evaporación del agua y el frijol fija N en sus raíces mediante un acuerdo de truque a su vez con una bacteria.

Plantas acompañantes o flora auxiliar: A la hora de plantar el huerto es importante tener en cuenta las alianzas con otras plantas beneficiosas para los cultivos, fomentando la biodiversidad. Por ejemplo la albahaca espanta el pulgón y es ideal plantarla al lado de matas de tomate.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *