Labores del huerto [diciembre]

En diciembre las tareas en el huerto son pocas, pero no por ello menos importantes. La llegada del frío supone un parón en el crecimiento y desarrollo de las hortalizas (porque disminuyen las horas de luz), y no habrá muchas tareas de siembra y trasplante. Nos centraremos sobre todo en proteger a los cultivos del frío y podemos aprovechar para hacer el diseño de la huerta de primavera/ verano, para leer y aprender sobre los diferentes cultivos, para investigar sobre plantas que curan plantas o para hacer reformas/ arreglos en nuestro espacio hortícola.

Siembra de ajos: El refrán lo dice…«Días que pasan de enero, ajos que pierde el ajero»

Noviembre y diciembre son los meses de plantar los ajos en el huerto. En algunos sitios veréis que también se pueden plantar en enero/ febrero. A nosotras nos gusta aprovechar la sabiduría popular, que hace referencia a que los ajos que se plantan más tarde de enero no llegan a formar bien la cabeza entera. Según la agricultura biodinámica hay que considerar si es luna menguante o creciente a la hora de plantar los ajos, plantándose preferiblemente en luna menguante, para que no se «salgan» de la tierra. Lo cierto es que generalmente es difícil adaptar las tareas y los tiempos a estos criterios.

El ajo es un cultivo muy fácil, también en maceta, y que requiere poca agua. Lo único que hay que tener en cuenta es que es un cultivo largo (6-7 meses), sobre todo a la hora de la planificación del huerto de primavera/ verano:  «Por San Pedro (29/6), saca el ajo, y siembra el puerro».

Para saber cómo plantar ajos os dejamos este vídeo que lo explica muy bien. En abril-mayo habrá que estar pendientes cuando empieza a formarse el capullo floral y quitarlo para que el ajo empiece a desarrollar la cabeza. Y a finales de primavera habrá que atarlos. En este vídeo explican como hacerlo.

Protección de cultivos: Por supuesto, tendremos que comenzar a estar pendientes de las bajadas bruscas de temperatura, y proteger cultivos y ornamentales del frío. Hay muchas formas de hacerlo, desde la construcción de invernaderos, los túneles o la mata térmica o la reutilización de botellas de plástico para hacer mini-invernaderos.

Planificación del huerto. Aprovechando el parón en las tareas podemos diseñar el huerto de primavera-verano teniendo en cuenta las asociaciones entre cultivos (cultivo simultáneo de dos o más especies sobre la misma parcela o contenedor, imitando la diversidad natural, teniendo en cuenta las relaciones beneficiosas o no beneficiosas que se dan entre determinados cultivos) y las rotaciones (alternancia de cultivos con diferentes necesidades para mantener y favorecer la fertilidad y salud del suelo/sustrato).

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.