17 de abril: Día de la lucha campesina

Hace 25 años, el 17 de abril de 1996, fueron asesinados 19 campesinos sin tierra que marchaban junto a otros miles por tener acceso a la tierra y a la justicia. Este crimen, que ocurrió en El dorado dos Carajás, en Brasil, sigue impune hasta hoy. Por ese motivo, desde entonces, cada año se celebra en este día la lucha campesina. 

Desde Germinando queremos recordar esta fecha y reconocer la importancia del campesinado en el mundo con 5 razones de peso. La lucha continúa porque:

1. Porque son quienes alimentan al mundo 

A pesar de que se tiende a pensar que la agricultura industrial es indispensable para alimentar un mundo cada vez más poblado, como evidencian desde Ecologistas en Acción, según datos de la FAO (Agencia de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) la agricultura familiar produce el 80% de los alimentos que se consumen en el mundo. 

2. Porque optimizan los recursos al máximo

En la misma línea, y siguiendo el artículo de Ecologistas en Acción, comparando la agricultura industrial y la tradicional, los datos son más impresionantes. Los pequeños agricultores y agricultoras, a pesar de producir tantísimo alimento, solo ocupan el 25% de la tierra de uso agrícola. 

3. Porque son quienes mantienen viva la semilla tradicional 

La agricultura intensiva se nutre de semillas híbridas, que se han creado cruzando líneas endógamas producidas artificialmente para optimizar determinadas características y conseguir un alto rendimiento. Por esta práctica, según la FAO, ya se han perdido dos tercios de la diversidad genética de los cultivos

Las campesinas y campesinos son quienes generación tras generación han seleccionado y cultivado las semillas mejor adaptadas a cada entorno y que producen frutos con más sabor y más nutritivos. 

4. Porque es un pilar fundamental en la economía

Según el Banco Mundial, en 2014, el sector agrícola representaba un tercio del producto interno bruto (PIB) mundial. En España, en 2017, la agricultura y la ganadería significaban el 2,7% del PIB y daba trabajo a 750.000 personas.

5. Porque es una cosa de mujeres 

Aunque los indicadores oficiales digan lo contrario, si se analizan los datos, como hace la Organización Grain, se observa que aunque la tierra suela estar en manos de hombres, la trabajan mujeres, conformando hasta el 80% de la mano de obra en algunos países de África. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.