En el encuentro de huertos escolares de Tudela, que se celebró en octubre de 2018, conocimos a Ray Fernández, un profesor del CEIP Bartolomé Nicoloau (Talavera de la Reina). Él nos habló e invitó a participar en una ‘loca’ idea: crear un banco de semillas interescolar.

Con Ray, y junto a Juan y Eva de Cultivarte, empezamos entonces a dar forma al proyecto de ‘El libro viajero’, con tres coles guardianes de semillas.

Pusimos en marcha el banco de semillas del CEIP Tirso de Molina, recopilando semillas de toda la comunidad educativa. Sin embargo, la pandemia y el confinamiento no nos permitieron terminar el proyecto.

Con el inicio de este último curso y teniendo claro que queríamos sacar adelante el proyecto, nos organizamos para incluir a más centros y ponerlo en marcha en enero de 2021. Así, desde principios de año, siete colegios públicos de diferentes lugares de España se han embarcado en el proyecto de ‘El Libro Viajero’, un proyecto de intercambio de semillas y de experiencias  en torno al huerto escolar en el que Germinando participa junto a Cultivarte, en su dinamización y coordinación. 

Con la participación de familias, alumnado, profesorado…

Durante estos meses, tanto familias, como alumnas y alumnos y profesores/as de los distintos centros, han colaborado activamente en la creación de su propio Libro Viajero, en el cual, han ido incluyendo distintos trabajos donde han ido reflejando los aprendizajes, experiencias y labores que realizan en torno al huerto de su cole. ¡Pero no sólo eso! Sino que, además, han puesto mucho esfuerzo por recolectar semillas de su propio huerto, u obtenerlas a través de huertos de familias, profes e incluso, otros huertos comunitarios de su región para incluirlas en su libro.

Los libros elaborados por cada centro escolar serán posteriormente intercambiados por otros libros de otros centros participantes, de tal forma que, tanto experiencias como semillas, viajen para quedarse durante un tiempo en otro cole.

Las semillas que cada colegio envía formarán parte del banco de semillas del colegio receptor, ampliando así las variedades de semillas de cada centro. A final de curso, los libros de cada cole volverán a sus propios centros para poder seguir ampliándolo año tras año en los diversos intercambios.

Con todo ello, los objetivos que persigue este proyecto son: fomentar la comunicación e intercambio de experiencias entre proyectos de huerto escolar de distintas regiones del estado, haciendo énfasis en la relación de cada centro educativo con su propio contexto ecosocial; y poner en valor los huertos escolares como herramienta para la educación para la sostenibilidad y la agroecología.  Además, pretende  incrementar las variedades de semillas  de cada huerto y, por tanto, la propia biodiversidad del huerto, tanto a nivel de cultivos como de fauna y flora asociadas.  

Hemos creado una pequeña web del proyecto, donde vamos contando el proceso, puedes verlo aquí.

Desde la ciudad de Madrid, participan el CEIP San Benito y el CEIP República del Venezuela (ambos centros pertenecientes a la Red de Huertos Escolares Sostenibles del Ayuntamiento de Madrid), donde desde Germinando llevamos a cabo el acompañamiento pedagógico en torno al huerto escolar desde hace ya unos cuantos cursos. ¡¡¡El resultado ha sido más que emocionante!!! 

Despacio pero a paso firme

Al inicio de año, desde Germinando, realizamos la propuesta al centro y pedimos la implicación del profesorado para que, en horario escolar, pudiesen ir trabajando sobre los aprendizajes en torno al huerto, curiosidades u otras ideas que pudiesen ir surgiendo, y animasen a las familias a recopilar semillas de huertas cercanas, como abuelos/as o amigos/as.

Al principio, el arranque costó un poco, hasta que pudimos concretar el formato y los tiempos, y pudimos coordinarnos para repartir las responsabilidades que conllevaba el proyecto, que fueron unas cuantas: informar a todo el profesorado del proyecto, informar a las familias sobre la recolección de semillas, concretar el formato y los contenidos del libro y determinar los plazos de envío de los libros para el intercambio.

Una vez que quedó concretada la logística, comenzó el proceso de creación. Desde cada aula del cole, los niños y niñas, junto con sus profes, comenzaron a elaborar trabajos de toda índole que representasen sus aprendizajes y experiencias en el huerto. Desde dibujos de los/as más peques, comics, collage de fotografías, poesías, gráficas de las cosechas, e incluso información relevante sobre la fisiología de los cultivos del huerto.

Los aprendizajes de este curso han sido muy diversos, desde el compostaje, la identificación de aves, insectos o semillas, elaboración de semilleros, los beneficios de las legumbres, o cómo curar el huerto tras una gran nevada. ¡Todo ese conocimiento creado de forma colectiva refleja las oportunidades de aprendizaje que les ofrece el huerto!

La labor del profesorado está siendo esencial en este proceso: se fueron coordinando para ir recopilando los distintos trabajos para ir encuadernándolos en lo que sería su gran libro viajero. Tanto en el CEIP San Benito como del CEIP República de Venezuela, fueron dos las profesoras que se encargaron de coordinar esta labor, y de terminar de perfilar aspectos importantes como la recolección y organización de las semillas, su embolsado, y el envío del libro por correo ordinario. Desde Germinando les queremos dar las gracias y la más sincera enhorabuena.

Además, debido a que este curso estos los huertos arrancaron algo más tarde de lo previsto como consecuencia de las adaptaciones tras el confinamiento y la nueva ‘normamalidad’, los coles no habían podido recolectar las semillas de los cultivos del verano.

Contra viento y marea

El temporal de Filomena tampoco lo puso fácil para la recolección de semillas de los cultivos de invierno…. Así que, en el caso de estos dos centros escolares, ha cobrado gran importancia en la creación del banco de semillas la aportación de las familias con huertos dentro e incluso fuera de España. Por supuesto, también ha sido esencial el apoyo de la Red de Huertos Comunitarios de Madrid que, tras un llamamiento desde los centros y Germinando, varios huertos de la Red nos han apoyado con sus semillas: Esta es Una Plaza y el Huerto Ecológico Comunitario de Manoteras, enviaron semillas al CEIP República de Venezuela y el Huerto de Huerkarral envió semillas al CEIP San Benito. Además, también hemos contado con el apoyo del Centro de Educación Ambiental El Caserío de Henares que ha mandado algunas se millas de flores y aromáticas al CEIP San Benito. 

Los plazos establecidos para el primer intercambio fueron a principios del 3º trimestre, de tal manera que, los alumnos/as y profes estuvieron trabajando a destajo los últimos días de Marzo antes de vacaciones para poder dejarlo todo prácticamente listo.  ¡Y así fue! En la semana del 5 al 9 de Abril se realizó el primero envío. 

Ahora se están recibiendo los libros desde el resto de centros…. ¡Y nos hace muchísima ilusión! Ya estamos iniciando los bancos de semillas en cada cole….

Seguiremos contando más sobre este super proyecto con tantas personas implicadas.

GRACIAS A TODAS ELLAS.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.