Ya llega el calor y nuestras plantas van a necesitar unos cuidados extra porque con tanta luz se ponen a fotosintetizar como locas y eso requiere mucho alimento.

Como recordaras de las clases de biología de la época del  pleistoceno, la fosotsíntesis es la manera que tienen las plantas de convertir el agua, el famoso CO2 del aire y las sales minerales en alimento con ayuda del sol.

Por eso es importante que en esta época hagas lo siguiente:

  • Aumentar la frecuencia de riego,  pero como siempre esperar a que se seque la tierra, ¡no vaya a ser que las ahogues!

Esto es válido tanto para plantas de interior como de exterior, sobre todo te tocará regar tres veces al día las plantas que tienes en jardineras sobreexpuestas al sol en los balcones, porque normalmente tienen poca tierra, y por lo tanto no tienen gran capacidad de almacenar agua.

Pero si no quieres convertirte en esclava de las plantas, puedes utilizar algún sistema de autoriego, como pueden ser de esos que se acopla una botella y tienen sistema de regulación, los conos cerámicos… Lo fundamental con estos sistemas es que sepas cuánto volumen de tierra son capaces de humedecer porque si tienen unas macetas grandes tendrás que poner mínimo dos.

  • Crear humedad ambiental: si vives en una zona con temperaturas elevadas y lejos de ríos o playas, seguramente andas un poco asfixiada. A las plantas les pasa lo mismo. No sólo es importante el riego, algunas agradecen muchísimo que se las pulveriice con agua para refrescarlas, sobre todo las de interior. Ojo, no es lo mismo con algunas de jardín, hay muchas plantas que son sensibles al agua en las hojas y enseguida tienden a tener hongos como el oídio (el mes que viene ya os hablaremos de plagas y enfermedades).
  • Abonado: como mencionábamos anteriormente, ahora las plantas están a tope creciendo y floreciendo por lo que es bueno añadirles un poco de alimento. Para las plantas de interior se puede utilizar un poco de humus de lombriz mezclado con la tierra que ya tienen. Para las plantas de flor, si todavía no la han desarrollado, podréis utilizar el mismo abono pero si ya tienen flores es mejor que cojas uno específico que contiene mayor proporción de fósforo y potasio que favorece que salgan más botones florales.
  • Poda: sí has leído bien, no todas las plantas se podan en invierno. Ahora es el momento perfecto para las plantas tipo palmera como las kentia, arecas… No es difícil sólo tienes que tener unas tijeras un poco afiladas y cortar desde la base las hojas que se hayan secado o las que os molesten.

¡Y ahora, con estos consejos, ya puedes relajarte y tomar una buena limonada pensando en las vacaciones!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.