Con la llegada del verano, damos por finalizado el proyecto  ‘Avanzando hacia el cumplimiento de los ODS a través de los huertos y la alimentación en las escuelas de la ciudad de Madrid’, que hemos llevado a cabo Germinando y Amigos de la Tierra a lo largo de todo el curso escolar 2021-2022. 

Este proyecto ha permitido acercar a la comunidad educativa a las alternativas que permiten apostar por un modelo de producción y consumo alimentario saludable y en equilibrio con el medioambiente, la biodiversidad y el cuidado de las personas.

Financiado por el Ayuntamiento de Madrid, en su convocatoria de Subvenciones para Proyectos de Educación para un Desarrollo Sostenible y una Ciudadanía Global, para el ejercicio 2020 ‘Avanzando hacia el cumplimiento de los ODS’ ha ayudado a sensibilizar y formar acerca de la construcción de un modelo alimentario saludable, justo y sostenible, a través del huerto y la alimentación escolar en 31 centros educativos de primaria, distribuidos en los 16 distritos de la ciudad, con 160 talleres impartidos a 60 docentes así como profesionales de la educación ambiental, y a 3470 alumnos y alumnas.

Desde Germinando hemos participado activamente en el trabajo en aula con el alumnado así como en los cursos formativos para el profesorado y educadores y educadoras ambientales, así como en el desarrollo de una maleta pedagógica que sirva como material educativo para replicar el proyecto en próximos cursos así como en otros centros escolares.

El proyecto ha dotado a la comunidad educativa de nuevos recursos para educar y sensibilizar sobre el potencial de la producción y consumo de alimentos en la conservación de la naturaleza, la mitigación del cambio climático y su vinculación con los ODS y la Agenda 2030.

Apostando por la soberanía alimentaria

Tanto Germinando como Amigos de la Tierra llevamos años apostando por la soberanía alimentaria basada en sistemas agroalimentarios locales, ecológicos, socialmente justos, de pequeña escala, que incrementen la biodiversidad y velen por la tierra y las personas. 

El entorno educativo de los centros escolares participantes, se han convertido en el contexto idóneo para que se favorezcan los cambios de actitud personales para la adquisición de hábitos saludables para el planeta, y para preparar a una futura ciudadanía movilizada, crítica y transformadora.

¿Por qué son importantes este tipo de programas hoy en día?

El contexto actual de crisis social y ecológica ha puesto de manifiesto la inseguridad del modelo de producción y consumo. No solo la COVID-19 ha dejado claro que existen estrechas interrelaciones entre la protección del medioambiente, la salud y la supervivencia de la humanidad, también la guerra que se desarrolla en Ucrania ha generado una situación marcada por el agravamiento de la crisis social tras el aumento de los precios de las materias primas, la energía y los alimentos.

El sistema agroalimentario actual es responsable de un gran número de impactos medioambientales, climáticos y sociales que se debe afrontar en el futuro más inmediato. La ciencia marca que es urgente empezar a adoptar modelos alimentarios más sostenibles para evitar un mayor deterioro de la tierra y los efectos del calentamiento global.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.